11 de Enero, 2008, 22:29: issorGeneral
 

Nuestro mundo vive en constante tensión política, económica y social. El calentamiento global, las alteraciones económicas y las diversas guerras mantienen en constante tensión a un planeta que necesita una esperanza, espera un estilo de vida diferente y anhela tener un Dios real.

                  Conferencias, cantatas, paseos, visitas misioneras, conciertos y semanas de salud son algunas de las actividades que se realizaron en el 2007 .Estas dejaron su huella tanto en los feligreses como en aquellas personas de la comunidad no adventistas. Sin embargo, apenas se están esbozando los trazos del gran desafío evangelístico que está por venir.

2008..!! Un año en que el mundo se prepara para grandes desafíos y eventos. Algunos países competirán por definir quién es la mejor selección de futbol de europa y la atención del planeta se volcará en agosto hacia las Olimpíadas. Miles de atletas darán el todo de sí para obtener una medalla.

Para nosotros como cristianos, el 2008 será también un año lleno de desafíos, un año cargado de retos y proyectos que a corto, mediano y largo plazo impulsarán a nuestra iglesia hacia una experiencia en la propagación del evangelio.

Desde ya arranca una de las mayores semillas musicales de nuestra iglesia, y es que el proyecto Orquesta Adventista de Caracas de nuestra Asociación, formará poco a poco a grandes talentos y llevará el sistema de adoración y alabanza adventista a un nivel superior.

Además, en semana santa nuestro campo debuta en el proyecto juvenil   “Conqui-Guía”, un verdadero reto para los líderes juveniles de nuestra congregación. Una educación integral para la eternidad. Los grupos pequeños deberán multiplicarse y tomar un rol protagónico cada vez mayor

En fin, son muchos los retos y desafíos que hay en mente y sabemos que los obstáculos serán cada vez mayores, pero sólo cumpliremos cada uno de nuestros blancos si vivimos realmente a Cristo en nuestra vida y demostramos que somos diferentes.

- Isaac López

 

17 de Diciembre, 2007, 16:30: isaac lopezGeneral
 

“ Así no llegaron María y José a Belén pero así se entra ahora. Hay que esperar junto al muro. Es una impresionante barricada de concreto, de tres pisos de altura coronada por alambres de púas. La razón por la que el muro existe , según el gobierno Israelí, es mantener a los terroristas alejados de Jerusalén.                                        

 A Belén y a Jerusalén la separan sólo 9.5 km, aunque la comprimida y fraccionada geografía de la región las coloca en territorios  diferentes. En las áreas rurales de Belén, hoy al igual que hace 2000 años, las grutas se utilizan como corrales. Los pesebres se excavan en la roca. Aquí en el blanco de este volátil lugar, rodeada de asentamientos judíos y campos de refugiados, encerrada tras un muro, escondida entre un bosque de minaretes, aprisionada bajo el piso de una iglesia antigua, se encuentra una estrella de plata.                                                                                

Se cree que es ahí donde nació Jesús.                      

 Algunos de quienes uno se encuentra alrededor de Belén citan la Biblia, otros recitan el Corán y unos más cantan la Torá. Algunos muestran sus campos, otros señalan sus olivares, unos más evocan la historia, mientras que otros visualizan el futuro. Algunos rezan arrodillados sobre el piso, otros colocan la frente sobre el suelo, unos más plantan firmemente los pies en la tierra pero giran e inclinan el torso. Algunos arrojan piedras, conducen tanques y unos más se cubren de explosivos. No obstante cuando se llega al meollo del asunto, cuando se prescinde del odio, la política y las guerras, lo único de que la mayoría habla, cuando se trata de Belén, es de la tierra, un trocito de tierra. El lugar que fue la cuna de el Hijo de Dios y del cristianismo ahora vive una situación bien paradójica pues la mayoría de sus habitantes son musulmanes y los cristianos de Belén se sienten como intrusos en su propia ciudad. En los puestos de control a los cristianos se les trata con extrema desconfianza.     

 El aire de esa gruta en donde se cree que nació Jesús , es frío y húmedo y tiene el olor de la historia. "Los conflictos aquí son un microcosmos de los acontecimientos mundiales. Por lo tanto, lo que sucede en ese lugar refleja lo que amenaza la paz mundial”.

(Fuente: Revista National Geographic en español: diciembre de 2007: artículo Belén 2007 d.c )

Esta situación es un desafío para nosotros como iglesia en el cumplimiento de la misión. Nosotros como adventistas    tenemos el desafío de llegar a los lugares más remotos del mundo, de llegar a los lugares donde no se conoce a Cristo. En Turquía está prohibido predicar y en Belén el aroma de la guerra se respira constantemente . Hay que orar por los pocos adventistas que hay allí y que el Señor le permita a su iglesia avanzar en lugares tan difíciles como ese.”

 - Pr Iván Marrero  (Pr de la Iglesia adventista de El Paraíso )

 

2 de Diciembre, 2007, 17:28: issorGeneral

En 1789, el Presidente Washington proclamó un día nacional de Acción de Gracias; y, en 1863, el Presidente Lincoln declaró que la fiesta se celebrara como fiesta nacional de los Estados Unidos. Sin embargo, no fue hasta 1941 que fue nombrado por el Congreso un día de fiesta oficial. El Día de Acción de Gracias es equivalente al festival anual de la cosecha en muchos otros países. Es un tiempo para reflexionar acerca de todas las bendiciones recibidas y para expresar nuestro agradecimiento por una abundante cosecha. Aunque no es propiamente una fiesta religiosa, para muchos americanos sí es una afirmación de su fe en Dios, tanto como una oportunidad para darle las "gracias" al creador por las bendiciones del año previo. La mayoría de personas en los EEUU celebran esta fiesta con reuniones familiares en sus casas para un banquete. En muchas casas, es común ofrecer un rezo de gracias.

NUESTRA ACTITUD debe ser permanentemente de personas agradecidas, y que cada día, cada momento, cada situación vivida podamos ejercerla. Dios sabe que el hombre en su naturaleza apartada de El (aunque todos digamos que estamos bien con EL), es olvidadizo, egoísta e ingrato. De alguna manera cuando Dios libro a su pueblo de la esclavitud egipcia bajo el liderazgo de Moisés le instituyo la Pascua con el fin de que nunca se olvidaran de esa salida con agradecimiento. Cuando alguien agradece lo que esta haciendo es diciendo: “ en mi debilidad, en mi escasez, en mi ignorancia, en mi enfermedad, en mi carencia, en mi soledad, en mi tristeza… tu me ayudaste” pero también es: “ mi fuerza la recibí de ti, mi sabiduría provino de ti, mi riquezas se originaron en ti, mi salud se ha sostenido en ti, mi felicidad y éxito es por ti, etc.”, todas estas expresiones nos permiten acercarnos a Dios, a la familia, a la comunidad y a la iglesia; el desprendimiento de mi creencia de independencia, omnipotencia, omnisciencia es descartada desde mi conciencia y mi espíritu, para no obstruir las bendiciones del creador por su obra en mi.

El día de acción de gracias me permite sentirme en el lugar correcto delante de Dios, y ese lugar me hace estar bien. Cuando me siento dependiente de Dios, de mi esposa, de mis hijos de mi comunidad no me estoy haciendo débil sino fuerte, o sea que, soy fuerte porque soy dependiente y el serlo me hace ser agradecido. Y el ser agradecido no solamente es sentirse, sino expresarlo, lo que expreso me permite ir hacia delante. Si leemos la Los Salmos encontramos que David era agradecido a Dios, y sus expresiones lo hacían verdaderamente victorioso, fuerte, visionario y seguro.

Salmo 139:14 dice:

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras: Estoy maravillado, Y mi alma lo conoce mucho.”1

Salmo 95:6

Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor.”2

Cuando nos sentemos a la mesa para celebrar Acción de Gracias sintámoslo agradecidos y confesémoslo a Dios y a los que nos rodean con un espíritu de Paz, felicidad y seguridad de personas realmente agradecidas. Y si no te sientes agradecido, comienza a hacerlo porque tu bendición esta en esa llave que debes usar.

 

Fuente : www.puertoesperanza.net

2 de Diciembre, 2007, 16:44: issorClubes J.A

Un Guía Mayor  es un líder adiestrado con especialización en la dirección de menores y
Adolescentes. El liderazgo es un asunto de vital importancia para el bienestar de la
niñez y la juventud de la iglesia y para el éxito de sus respectivos organismos.
Los que quieren ser dirigentes deben aprovechar cada oportunidad que se les presente
para el desarrollo mental y entrenamiento práctico, a fin de que puedan saber cómo guiar a quienes ellos van a dirigir. Esto es tan real en cualquier ramo de la obra de la
iglesia como lo es en las organizaciones fuera de ella.

           Una de las mayores responsabilidades de la iglesia es la conservación de sus jóvenes.

El Departamento de Jóvenes se esfuerza por alcanzar a nuestros niños y jóvenes
Dondequiera que ellos estén para guiarlos a Cristo, ayudarlos a elegir sus ideales y
darles una preparación en el servicio cristiano. Una de las consignas del Departamento
de Jóvenes es "Salvar del Pecado y Adiestrar para el Servicio". Salvación y servicio son
los elementos fundamentales del Ministerio Juvenil Adventista.

Sin embargo, salvar a la juventud y adiestrarla para el servicio es más que un esfuerzo
departamental. Es el primer trabajo de la iglesia, una responsabilidad que descansa
sobre cada miembro y dirigente de la misma. Nosotros fijamos de una manera especial
nuestras esperanzas en los jóvenes cristianos de nuestras iglesias e instituciones
educativas para que cooperen en esta gran obra. La filosofía que fundamenta al Club de
Guías Mayores está respaldada por las siguientes declaraciones del Espíritu de Profecía:
"Nuestro concepto de la educación tiene un alcance demasiado estrecho y bajo. Es
necesario que tenga una mayor amplitud y un fin más elevado. La verdadera educación
significa más que la prosecución de un determinado curso de estudio... Es el desarrollo
armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales" (La Educación, pág. 11).

"Aunque se condenan las diversiones pecaminosas, como en verdad debe hacerse, que
los padres, maestros y tutores de los jóvenes provean en su lugar placeres inocentes, que
no mancillen ni corrompan la moral" (Consejos para los Maestros, pág. 255).

TENEMOS UN EJÉRCITO

Los Guías Mayores representan un gran potencial para la iglesia, puesto que son líderes
debidamente capacitados y dispuestos a servir. La mensajera del Señor transmitió a la
iglesia el siguiente llamado:
Tenemos hoy día un ejército de jóvenes que podría hacer mucho si fuese debidamente
estimulado y dirigido. Queremos que nuestros hijos crean la verdad. Queremos que
reciban la bendición de Dios. Queremos que desempeñen una parte en planes bien
organizados para ayudar a otros jóvenes. Que todos los jóvenes sean adiestrados para
que puedan representar correctamente la verdad dando razón de la esperanza que hay en
ellos y honrando a Dios en cualquier ramo de la obra en donde estén capacitados para
actuar" (Elena G. De White, Boletín de la Asociación General, enero 29,30, 1893, pág.
24).

¡Ciertamente tenemos un ejército! Está constituido por millones de jóvenes y niños
adventistas de todo el mundo, entre los que se destacan los Guías Mayores en ejercicio
y en preparación.

2 de Diciembre, 2007, 13:59: issorGrupos Pequeños

GRUPOS PEQUEÑOS

 

 

Qué son los Grupos pequeños

 

1.   Son grupos de tres a doce personas que se reúnen semanalmente con el objetivo de crecer espiritualmente y evangelizar.

2.   Las reuniones duran, aproximadamente, una hora.

3.   Los grupos deben formarse, preferentemente, tomando en cuenta las afinidades, y el criterio geográfico.

4.   Pueden reunirse en una casa de familia o en un salón.

5.   Cada grupo tiene un líder, un líder asociado y un anfitrión.

 

 

Organización

 

1.   Hay que preparar una lista con el nombre de los que se inscribieron, para que los líderes puedan invitarlos a sus grupos.

2.   Moisés escogió a sus líderes; Jesús escogió a sus discípulos para formar su grupo pequeño. Ahora, los líderes deben escoger a sus miembros de su Grupo pequeño.

3.   No debe forzarse a nadie. Todos deben tener la libertad de elegir el grupo en el que quieren participar.

4.   Los miembros de una misma familia deben estar en el mismo grupo, a menos que los jóvenes quieran formar un grupo especial solamente para ellos.

5.   Se debe preparar una lista con los nombres de los miembros apartados, para que los Grupos pequeños hagan una obra especial de rescate.

6.   Cada líder fija el día y la hora de la primera reunión, en consulta con los miembros de su grupo.

 

 

El Programa

 

         Todo programa, así como su duración es sugerente y flexible, pero básicamente contiene:

a.    Recepción

b.   Confraternización y testificación

c.    Oración.

d.   Alabanza.

e.    Estudio de la Biblia

 

 

Ejecución

 

1.   Iniciar las reuniones de los grupos.

2.   Cada miembro debe firmar un compromiso de participación.

3.   El compromiso puede ser por escrito y firmado, o puede ser un acuerdo verbal, o como el grupo lo estime más conveniente.

4.   Cada grupo puede escoger su nombre, un himno, un versículo bíblico y una bandera.

5.   Debe haber un período de capacitación y de relación de los miembros.

6.   A los grupos pequeños pueden ser invitados parientes, vecinos, amigos y personas interesadas.

7.   Una motivación importante para conseguir nuevos miembros para el grupo es mantener siempre una silla vacía y, en cada reunión, orar y desafiar a los miembros a traer una visita.

8.   También debe haber una agenda de oración intercesora, para anotar los nombres de interesados y pedidos de oración.

9.   Crecer debe ser la principal meta del grupo. Cuando eso se alcance, el grupo pequeño debe dividirse en dos Grupos pequeños.

10.        Cada grupo debe tener sus propios blancos misioneros. Blancos de: interesados, estudios bíblicos, visitación a los miembros, interesados y apartados, y blanco de bautismos.

 

 

Compromiso (sugerencia)

 

-Llegaré a tiempo a las reuniones.

-Si tengo que faltar, avisaré.

-Ayudaré al grupo a tener una experiencia positiva.

-Participaré de los planes de evangelismo.

-Ayudaré al grupo a crecer y a formar un nuevo grupo.

-Nuestra reunión será ................. (día)

-Horario: de las  ............. a las .............. hrs.

-El grupo se reunirá durante .............. meses.

 

Nombre: ............................................

 

 

Actividades para la primera reunión del Grupo pequeño:

1.   Recepción.

2.   Momentos de alabanza.

3.   Confraternización y presentación de los participantes del grupo.

4.   Definir el día, la hora y el lugar de las reuniones.

5.   Dar todas las informaciones necesarias.

6.   Firmar la tarjeta de compromiso.

7.   Distribuir las direcciones de los miembros de iglesia que serán visitados e invitados.

8.   Estudio de la Biblia.

9.   Programar tema de la próxima reunión.

10.        Oración.

 

 

Reunión de los líderes

 

         La vida del Grupo pequeño depende de la consagración de los líderes, y de la inspiración e instrucción dadas a ellos en la reunión semanal o quincenal, dirigida por el pastor, por el coordinador general o por quien se designe.

         Estas reuniones son de orientación, capacitación, evaluación e inspiración.

         Hay que motivar a los jóvenes cada sábado e invitarlos a integrarse a los Grupos pequeños.

 

 

Funciones de los dirigentes de los GP

 

1) El líder:

·         Dirige la reunión semanal del grupo.

·         Incentiva al grupo a participar del evangelismo.

·         Visita a los ausentes y los ayuda.

·         Ora diariamente por su Grupo pequeño.

·         Dialoga semanalmente con su asociado y con el anfitrión para ver cómo hacer progresar su grupo.

·         Asiste a todas las reuniones de los líderes.

 

2) El líder asociado

·         Apoya al líder y ora por él.

·         Dirige la reunión del grupo cuando el líder no pueda estar presente.

·         Invita a nuevos miembros a formar parte de su grupo.

·         Ayuda en la tarea de visitar a los ausentes.

·         Asiste a todas las reuniones de líderes.

·         Prepara una lista con el nombre y la dirección de los miembros del grupo.

·         Llena los formularios de informes.

 

3) El anfitrión

·         Cede su casa para las reuniones del grupo.

·         Prepara la sala para acomodar a todos.

·         Recibe a los miembros y las visitas a medida que llegan.

·         Ayuda al líder asociado.

Ejecución

 

1.   Iniciar las reuniones de los grupos.

2.   Cada miembro debe firmar un compromiso de participación.

3.   El compromiso puede ser por escrito y firmado, o puede ser un acuerdo verbal, o como el grupo lo estime más conveniente.

4.   Cada grupo puede escoger su nombre, un himno, un versículo bíblico y una bandera.

5.   Debe haber un período de capacitación y de relación de los miembros.

6.   A los grupos pequeños pueden ser invitados parientes, vecinos, amigos y personas interesadas.

7.   Una motivación importante para conseguir nuevos miembros para el grupo es mantener siempre una silla vacía y, en cada reunión, orar y desafiar a los miembros a traer una visita.

8.   También debe haber una agenda de oración intercesora, para anotar los nombres de interesados y pedidos de oración.

9.   Crecer debe ser la principal meta del grupo. Cuando eso se alcance, el grupo pequeño debe dividirse en dos Grupos pequeños.

10.        Cada grupo debe tener sus propios blancos misioneros. Blancos de: interesados, estudios bíblicos, visitación a los miembros, interesados y apartados, y blanco de bautismos.

 

 

Compromiso (sugerencia)

 

-Llegaré a tiempo a las reuniones.

-Si tengo que faltar, avisaré.

-Ayudaré al grupo a tener una experiencia positiva.

-Participaré de los planes de evangelismo.

-Ayudaré al grupo a crecer y a formar un nuevo grupo.

-Nuestra reunión será ................. (día)

-Horario: de las  ............. a las .............. hrs.

-El grupo se reunirá durante .............. meses.

 

Nombre: ............................................

 

 

Actividades para la primera reunión del Grupo pequeño:

1.   Recepción.

2.   Momentos de alabanza.

3.   Confraternización y presentación de los participantes del grupo.

4.   Definir el día, la hora y el lugar de las reuniones.

5.   Dar todas las informaciones necesarias.

6.   Firmar la tarjeta de compromiso.

7.   Distribuir las direcciones de los miembros de iglesia que serán visitados e invitados.

8.   Estudio de la Biblia.

9.   Programar tema de la próxima reunión.

10.        Oración.

 

 

Reunión de los líderes

 

         La vida del Grupo pequeño depende de la consagración de los líderes, y de la inspiración e instrucción dadas a ellos en la reunión semanal o quincenal, dirigida por el pastor, por el coordinador general o por quien se designe.

         Estas reuniones son de orientación, capacitación, evaluación e inspiración.

         Hay que motivar a los jóvenes cada sábado e invitarlos a integrarse a los Grupos pequeños.

 

 

Funciones de los dirigentes de los GP

 

1) El líder:

·         Dirige la reunión semanal del grupo.

·         Incentiva al grupo a participar del evangelismo.

·         Visita a los ausentes y los ayuda.

·         Ora diariamente por su Grupo pequeño.

·         Dialoga semanalmente con su asociado y con el anfitrión para ver cómo hacer progresar su grupo.

·         Asiste a todas las reuniones de los líderes.

 

2) El líder asociado

·         Apoya al líder y ora por él.

·         Dirige la reunión del grupo cuando el líder no pueda estar presente.

·         Invita a nuevos miembros a formar parte de su grupo.

·         Ayuda en la tarea de visitar a los ausentes.

·         Asiste a todas las reuniones de líderes.

·         Prepara una lista con el nombre y la dirección de los miembros del grupo.

·         Llena los formularios de informes.

 

3) El anfitrión

·         Cede su casa para las reuniones del grupo.

·         Prepara la sala para acomodar a todos.

·         Recibe a los miembros y las visitas a medida que llegan.

·         Ayuda al líder asociado.

2 de Diciembre, 2007, 11:50: issorComunicaciones

Hasta el “cansancio” golpean a nuestra realidad frases como:  “El nuevo milenio”, “El nuevo siglo”, o “El siglo XXI”.  La “gran falla del milenio”, refiriéndose al conteo cronológico en las computadoras, hace destacar lo clave e importante que es el arribo de este milenio.  Existe ya no solo una “expectativa eufórica” sobre lo que nos depara el mismo.

 

Bueno, el Milenio empezó y aparentemente no hubo “mucho” de lo que el mundo esperaba. Lo que más llamó la atención Del mundo, fueron los recientes atentados terroristas en los Estados Unidos y España, que reavivaron en el corazón de la gente, aquella “expectativa eufórica”. En los Estados Unidos esto trajo una carga muy fuerte de medo, que seguramente, haya sido el peor resultado del terrorismo.

 

El tema que nos ocupa hoy cae, justamente, dentro de esa “expectativa natural”, es decir, Cuál debería ser el papel, la función de los medios masivos en los próximos mil años?  La pregunta, entre otras cosas, nos convoca a echar una ojeada rapidísima al rol de los medios masivos en el milenio que concluye y a proyectar nuestros sensores futurísticos tocante a ello.

 

Winston Churchill el estadista, afirmaba que “No sirve decir: Hacemos lo mejor que podemos para triunfar, [pues] hay que hacer lo que sea necesario”.  A riesgo de ser muy simplista me atrevo a afirmar que sí, en el milenio que se nos va “hemos utilizado lo mejor que podemos los medios masivos”  a lo largo y ancho de nuestra América Latina.  Remontándonos a partir de la década de los setenta, la Iglesia  Cristiana Evangélica, comenzó a tomar conciencia de que su campo de acción abarcaba, con urgencia, los medios masivos.  La iglesia se dio cuenta de que su voz era limitada, con poco alcance, encerrada en las cuatro paredes del templo, y además sufría la arremetida de ideas y valores  contrarios a través de la radio, la televisión y tantos medios más.  Empezaron a percatarse de que esas ideas y valores comenzaban a influir vidas y conductas.

 

Aunque un “poco lento”, la iglesia, incluyendo la nuestra, dio un “giro de 1000 grados” y comenzó a incursionar en los medios masivos.  Lo hizo al adquirir tiempo en emisoras, comprándolas incluso; motivó a los jóvenes a estudiar comunicaciones, entre otras cosas.  Al cierre de la década de los ochenta y, en la actualidad, dispone de sistemas satelitales, revistas, imprentas, canales de televisión, sistemas modernos de radio, grupos musicales de altísima calidad.  En síntesis, sí hemos utilizado –lo mejor que podemos- los medios masivos en América Latina.  Aunque no hemos sabido cómo aprovecharlos al máximo ni explotar todas sus posibilidades con una misión de evangelización integral, bendecimos al Señor por abrirnos los ojos para meternos, involucrarnos y hacer presencia redentora en los medios masivos actuales.

 

Debemos proyectarnos al futuro, sin embargo, Hoy hay una “especie de mezcolanza con el uso de la expresión “medios masivos”, pues con ella ponemos en una sola olla lo satelital, el Internet, el www, los sistemas digitales de información, etc.  Esto es parte de la presencia “agresiva” de los medios masivos, que como una “nube arrolladora” se nos presentan cual supersistema diversificado, aparentemente sin control alguno, con rasgos anárquicos, con las más variadas voces e ideologías que influyen en nuestra sociedad y que se multiplican como “canguil o palomitas de maíz”.

 

Al entrar en el nuevo siglo, los variados y diversos rostros de los medios masivos nos apasionan, nos esclavizan, nos cautivan en segundos, son instrumentos de educación a distancia, se comercializan con una tarjeta de crédito entre el “fin del mundo y el Polo Norte”, sofisticados sistemas de mercadeo apelan a nuestros bolsillos, la basura de la pornografía, como las nuevas corrientes orientales religiosas se nos presentan como un desafío y una gran oportunidad.

 

Algunos podrían argumentar que “si es que hemos hecho lo mejor con los medios masivos”, ¿Por qué tenemos que cambiar? Es casi como querer mantenernos, “Cómoda y acríticamente encadenados a las estacas (a las bancas) de la iglesia para que sigamos con lo mismos, masticando el mismo chicle milenario”. 

La realidad es que no puede haber ningún cambio constructivo ni en la iglesia ni en la sociedad a no ser que existan “voces disidentes que propongan alternativas viables”, aquellos o aquellas que son capaces de “partir o producir lo que nunca antes ha existido”. Helena de White dijo: “La Invitación del evangelio, debe ser hecha a lo ricos y a los pobres, a los elevados y a los humildes y necesitamos imaginar medios para llevar la verdad a los nuevos lugares y a todas las clases de personas.”

El Evangelismo, 552.

Esto representa acción. Acción conjunta y eficiente.

 

La conformidad significa la muerte de cualquier comunidad.  El evangelio, que nunca cambia, tiene que ponerse a interactuar dinámica y frontalmente con los grandes problemas contemporáneos, entre ellos: el secularismo, la globalización, la perversión, el consumismo, la ausencia de valores bíblicos, la “marketización” del “dios de lo fácil”, el apuro desmedido del placer por el placer, la pobreza en el mundo, la crisis ecológica, y pare de contar. 

Hay una necesidad urgentísima, si se quiere, de nuevas organizaciones, estructuras y métodos de evangelización para un mundo en cambio constante. “La prevaleciente monotonía de la rutina de trabajo en nuestras iglesias Un mínimo de actividad debe ser introducida para que nuestros miembros de iglesia puedan trabajar en nuevos campos y planear nuevos métodos”

Testimonios para ministros y Obreros Evangélicos p. 204.

Ahi que tenemos que estar atentos sobre nuestra responsabilidad de redefinir el papel de los medios de comunicación masivos de modo que nos permitan encontrar y desarrollar nuevas maneras de llevar y penetrar en el mundo con las buenas nuevas de la fe, amor, paz y justicia de Dios. Algunos de los metodos usados en esta obra serán diferentes de los que fueron usados en el pasado”. Evangelismo, 105.

 

Necesitamos, hombres y mujeres, inspirados por Dios, con una imaginación creativa.  Es decir, el papel de los medios masivos tiene que pasar por el tamiz de la crítica fría pero no inhumana, una postura que cuestione el status quo, que emplee una imaginación pragmática, que tome iniciativas que nos ayuden a ser más pertinentes con la hora en que vivimos.

 

¿Cómo podemos hacer que los medios masivos sean o sigan siendo pertinentes en el nuevo siglo?  Propongo cuatro puntos, a sabiendas de que hay muchos más:

 

  Primero.  Tenemos que seguir los pasos del Maestro Jesucristo, que fuera un “disidente responsable”.  Por ello mismo, el sistema jerárquico político y religioso de su tiempo no pudo seguir tolerando su disidencia, porque sus dirigentes se dieron cuenta del caos transformador al que les conduciría en sus propias vidas y en la sociedad.  ¿Estamos dispuestos a encarnarnos “hasta las últimas consecuencias”?

Segundo.La búsqueda de lo “trascendente”, y aunque esta palabrita tiene un sabor raro, por los énfasis de las religiones orientales y el uso que le da la Nueva Era, no podemos renunciar  a lo que es nuestro y bíblico.  ¿Por qué hablar de lo trascendente? Veamos unos pocos ejemplos de la desilusión con el secularismo y su búsqueda de trascendencia:

 

        El colapso del marxismo, no como sistema económico, sino como filosofía que niega la existencia de Dios.  El marxismo pretendió plantearse como la “alternativa de la fe”, llevando centenares de vidas a la frustración y a la ausencia de lo trascendental.

 

        Otro aspecto en el que se ve a la gente desilusionada con el secularismo es el materialismo consumista occidental, no tanto por el hecho de “adquirir cosas” (que es el afán de muchos), sino por esa postura científica materialista que piensa que las necesidades y realidades del hombre son mero asunto de materias en un tubo de ensayo, hacer un examen microscópico o aprender mediante la observación científica.  El materialismo nos ha hecho ver sin lo trascendente, es decir, sin Dios, el mundo y las personas nos encogemos, estamos incompletos.

 

        La búsqueda de lo trascendente se ve también en el abuso de las drogas (incluya todo tipo de dependencia química), tema en el que no abundaremos.

 

        Finalmente, la búsqueda de la trascendencia se percibe en el “supermercado” de los cultos religiosos esotéricos.  Aquí destaca la mal llamada Nueva Era (que es la vieja era de tinieblas), en la que se conjugan creencias diversas, de religión y ciencia, de física y metafísica, de astrología, espiritismo, reencarnación y cuanto “barniz” se le pueda agregar.

 

 

La gente busca otra realidad, una que sea trascendente y lo hase también a través del yoga, la meditación trascendental, el sexo, la música, las artes, las sectas, etc.  Todo esto lo entendemos y fue el apóstol Pablo quien dirigiéndose a los filósofos atenienses, indicaba que los hombres buscan en el lugar equivocado a su Creador. Este nuevo siglo tiene que llevarnos a no renunciar a hablar de Dios y proclamar la verdad pero, de manera inteligente, creativa y “abierta”, quiere decir: que sea inteligible, agradable y que todos, absolutamente todos, puedan entender lo que estamos queriendo decir.   Nuestros medios masivos tienen que seguir comunicando al hombre las palabras de Pablo: *****Col. 4: 3 - 6

 

Tercero.  La búsqueda de significación.  Hay mucho en nuestro mundo que pretende desvalorizar lo humano, y hacer ver que la vida no tiene significado.  La tecnología es clave si busca liberar a la gente de la rutina doméstica e industrial, pero se torna esclavizante cuando dejamos de ser personas y nos convertimos en objetos.  Cuando se pierde “el nombre” y se nos “asigna un número”.  Quiere decir, hay millones de personas que no saben quienes son, que casi perdieron la identidad y valor. Es nuestra responsabilidad decir a estas personas, con mucho cariño, quines son (pecadores) y mostrarles la dignidad redentora que existe en Cristo.

 

 

Cuarto. La búsqueda de comunidad.  El doctor John Stott indica que “la moderna sociedad tecnocrática resulta destructiva para la comunidad.  Vivimos en una era de desintegración social.  A la gente le resulta difícil relacionarse entre sí.  De modo que seguimos buscando aquello que nos elude:  el amor en un mundo sin amor”.

 

El comediante Woody Allen, un hombre que vendía chistes a la prensa cuando todavía estaba en la secundaria, es lo que podríamos denominar “el payaso que vive una tragedia interior”.  Aparentemente, y a pesar de toda su fama, dinero y reconocimiento, es una persona que no se encuentra consigo mismo ni con nadie.  Confiesa Allen que en todas sus películas “se ocupa de esa mayor de todas las dificultades:  las relaciones de amor”.  Al final de su autobiografía se leen estas palabras:  “Lucha, como nosotros seguramente luchamos, para encontrar fuerzas para fundar una vida en amor.  Como  dice el personaje en “Ana y sus hermanos”,  quizá los poetas tengan razón.  Tal vez el amor sea la única solución”.

 

Creo que a nuestras mentes pueden venir nombres y rostros de destacadas personalidades de América Latina, en los distintos países que teniendo todo y de todo, son parias de la soledad y sus caprichos.  Nadie puede negar que el amor es aquello que da sentido a la vida y crea comunidad.  Por doquier se busca el sentido genuino de vivir y del amor y, a la par de ello, se pretende reemplazar a la familia nuclear con “relaciones entre un mismo sexo”,  se rechaza el matrimonio y a la familia propiamente dicha.  Hay “hambre de amor y de pertenecer a”.  A cuántos de nosotros, pastores, nos han dado estas respuestas:  “Me desilusioné tanto en todas las iglesias a las que concurrí, porque a nadie le interesaba mi persona”, o “Asistí a la iglesia hasta los 18 años de edad y nadie me ofreció su amistad”.

 

Lo mejor de todo es que lo que la gente busca de amor y comunidad lo encuentra –como nosotros lo encontramos-, en Jesucristo y lo que él ofrece.

 

En resumen, el papel protagónico (principal) que los medios masivos deben jugar en el nuevo siglo es la búsqueda total del Reino de Dios y el ejercicio de su soberanía en todos los órdenes de la vida, con un espíritu de autocrítica “despiadado”  (no inhumano), planteando nuevas alternativas para seguir con la proclamación de “todo el consejo de Dios” en medio de una sociedad pecadora.

 

Sigamos en el cumplimiento con fidelidad de la tarea que Dios nos ha encomendado; mantengamos nuestros ojos abiertos a la realidad de nuestros días, de manera sabia, como dice el profeta Isaías: “El Señor me dio lengua de sabios para que yo sepa hablar buena palabra al cansado. El me despierta el oído para que oiga como los sabios”. Seamos hombres y mujeres de la Palabra, saturados en la fuerza siempre renovadora del Espíritu Santo y mostremos al mundo que Jesucristo es la pasión de nuestras vidas y acciones. Los medios masivos tendrán más éxitos en la salvación de personas, si nosotros participamos unidos de esta misión.

 

2 de Diciembre, 2007, 9:25: iglesiaconcordia.comGeneral

Nos estamos acercando al final de la historia de este mundo.  Estamos enfrentando conflictos tremendos, tormentas divisorias en las cuales pocos piensan; todo nuestro tiempo y poder del pensamiento deben estar centrados en los acontecimientos que tenemos por delante.  Dios tiene pruebas para este tiempo, y tienen que mostrarse en forma sencilla e inconfundible. Es muy tarde ahora para entusiasmarse con  cualquier prueba  o reforma de invención humana. La gran prueba para este tiempo son los mandamientos de Dios, especialmente el sábado, y no debe introducirse nada que distraiga la mente y el corazón de la preparación necesaria para afrontarla. El pueblo de Dios tendrá toda la prueba que pueda soportar. La prueba del sábado es una prueba que recaerá sobre todo el mundo. No necesitamos que se dé ahora nada como prueba al pueblo de Dios, que haga su  prueba más severa aún de la que ya tienen.                                            

"Despierte el pueblo de Dios de su somnolencia y emprenda seriamente una obra de arrepentimiento y de reforma; escudriñe las Escrituras para aprender la verdad tal cual es en Jesús; conságrese por completo a Dios, y no faltarán pruebas de que Satanás está activo y vigilante. "  El Conflicto de los Siglos, Pág. 449.  

“Dios necesita reformadores que pronuncien mensajes Vigorosos y elevadores desde nuestros púlpitos. Cuando los hombres presentan sus propias palabras en su propia fuerza, en vez de predicar la Palabra de Dios con el poder del Espíritu, quedan dolidos y ofendidos, cuando sus palabras no son recibidas con entusiasmo. Es entonces, cuando son tentados a pronunciar palabras que despertarán un espíritu de amargura y oposición en sus oyentes. Mis hermanos, sed prudentes. Tales palabras no han de salir de los labios de los embajadores de Cristo. Los labios santificados hablarán palabras que reformen, pero que no exasperen.La verdad se ha de presentar en la mansedumbre y el amor de Cristo                                 

 (1 tomo Mensajes Selectos Pág. 186).

“ La oración de Cristo no es solamente por aquellos que son sus discípulos, sino por todos aquellos que han de creer en Cristo por la palabra de ellos hasta el fin del mundo. Cristo mira a través de dos mil años a su iglesia que existiría en los días finales antes de la terminación de la historia de esta tierra. El Señor ha tenido una iglesia desde aquél día, a través de las variadas escenas del tiempo, hasta ahora. La Biblia nos presenta una iglesia modelo. Debemos estar en unidad unos con otros y con Dios.”  

Respondan a la oración de Cristo en su propio corazón: "Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos por tu nombre, para que sean una cosa como también nosotros. Santifícalos en tu verdad: Tu Palabra es verdad. Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí., y yo en tí, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste"  Juan 17:11, 17, 21.

Fuente: artículos de internet varios. Página web  del centro White